El Grito

Nuestro compañero Antonio Ropero, profesor de historia y arte en nuestro centro, disfruta mucho dibujando. Este curso se ha decidido a colaborar con la biblioteca y todos los meses recreará alguna obra famosa relacionada con las actividades de bibliosol.

Hoy nos ofrece un interesante comentario de la pintura que nos ha regalado con motivo de Halloween. Os animamos a que lo leáis para poder comprender y disfrutar aún más esta original obra.

 

                  

 

“El cuadro elegido para esta ocasión fue El Grito, obra realizada en 1893 por Edvar Munch. La pintura transmite la vida personal de este pintor del siglo XIX. Munch tuvo una existencia difícil: huérfano desde muy pequeño, pasó la mayor parte de su vida en duras condiciones económicas rodeado de su madre y hermana, quienes aparecen en algunos de sus cuadros.

 

  En esta obra Munch representa a un ser asexuado, en soledad, rodeado de un paisaje violento. La soledad queda marcada por los dos personajes que se alejan dando la espalda,  y la violencia del entorno, se transmite a través de las sinuosas líneas curvas que perfilan el mar y el cielo dificultando la distinción de la línea del horizonte que separa a ambos.

El Grito se ha convertido en un recurso publicitario muy recurrente. Ha servido para promocionar el Arte Contemporáneo, para recrear ambientes de terror en el cine, y en esta ocasión ha sido utilizada como recurso pedagógico para la decoración de Halloween de nuestra Biblioteca.”

 

Antonio Ropero

 

Síguenos en Facebook

 

Síguenos en Twitter

 

Consejería de Educación